Lula Goce

Lula Goce

http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_09.png
http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_02.png
http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_03.png
http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_07.png
http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_05.png
http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_06.png
http://www.lulagoce.com/files/gimgs/th-48_lula_goce_normal_01.png

Bosque
Gramática de lo Efímero
Proyecto desarrollado para la sala Normal. Facultad de Arquitectura.
Comisaria: Clara Rodríguez

Agosto de 2012

Desarrollo

De la zona, del paisaje, del modo de vida,
De lo primitivo de las artes-artilugios, nasas, redes, anzuelos, muerte.
Padre y abuelo, marinero. Infancia.
Del ahora, del retorno, del cambio (y corto), de lo im-permanente.
El papel, el silencio y la calidez, el material, efímero, el blanco, el negro,
la línea, el tránsito es una constante.
Ítaca.

Un paisaje de pensamiento, de conocimiento, de reconocimiento. La visión de Lula,
El cuerpo. El interior.

La vuelta a Galicia se continúa, quizás no acabe nunca, ni en cien años aquí, que ni siquiera tengo, barquitos de papel se plie- gan en mi mano, formando un todo antropomorfo, que semeja el océano profundo, y a su vez es un cúmulo de momentos rela- cionados, de redes internas en mi vida que siempre me traen al mismo punto, a la raíz, al Atlántico, a la familia, al mar...

Relaciones marinas de batir de olas, de horizontes encrespados franqueados por espuma blanca y bruma salobre y húmeda. Un crecer entorno al mar tan particular como el valle dónde se de- sarrolla, como el microclima que lo con gura, como las gentes que lo habitan. Un a-mar-odio que ronda todo lo que sucede, todo lo acaecido.

Hablar de la mar, de su fragilidad y a la vez brutalidad. La dureza del océano que se equilibra con la calma y la blancura del papel. La costa abrupta que se con gura a partir de una línea.

Una mirada poética que admira la e cacia y la complejidad de los elementos propios de las artes de pesca. Una cartogra a personal que a través de elementos mínimos como son la tanza, los plomos, anzuelos y papel, genera un signi cado propio, que tranpasando las barreras de lo anecdótico se convierten en un idioma vital.

Éste lenguaje está articulado por elementos tan dispares como pueden ser los artilugios de pesca, el papel y el espacio. Dónde la fragilidad se entrelaza con la violencia de la fuerza en un esce- nario mínimo y casi aséptico. Casi metafísico.

La instalación está inspirada en la vinculación que las zonas costeras gallegas tienen con el mar, a nivel vital y emocional y por supuesto desde una perspectiva perso- nal. En concreto en los bosques de algas, así como en aquellos elementos de los que los marineros se sirven para la pesca, como son sedales, plomos y anzuelos.

La instalación comienza su crecimiento con los anzuelos colgados del techo de la sala con el sedal y un pequeño plomo, formando un rectángulo (como si de una porción de mar extraído se tratase).

A lo largo del tiempo de exposición en 4 sesiones pactadas previamente conun grupo reducido (5 personas máximo), se irá creando el bosque de algas, de manera que poco a poco la pieza se irá poblando. Dónde antes era metal ahora tímidas tiras de papel se anclan y comienzan a crecer, hacia abajo. El bosque se irá creando entre todos, previa explicación prácitca se irá construyendo con tiras de papel y cinta adhesiva, creando ramificaciones que penden de los anzuelos y que no llegan a tocar el suelo.